11 nov. 2011

Salvemos al Galgo, nos necesitan

Iba caminando por la calle, cuando me he quedado mirando, admirado y un poco emocionado. Ví una señora paseando su perro, nada raro, yo mismo iba con el mio. Lo curioso es que era un Galgo.

En España, el país originario de esta raza, es rarísimo ver un Galgo domestico, o mejor dicho, ver un galgo como animal de compañía. Era y es habitual verle única y exclusivamente como animal de caza. Y ahí empezaron sus problemas, pues la mayoría de cazadores, cuando el perro ya no vale le tiran como a una colilla. Por no hablar de cuando termina la temporada de caza, ¿cómo van a seguir alimentando al perro, si hasta el año que viene ya no se caza? Los ahorcamientos o envenenamientos son habituales y en este país hemos terminado por verlo normal, total,  ya no cumplen su función. Verlos con heridas, magullados, sucios, o a punto de morir es lo mas común si buscamos galgo en el buscador de internet. Una pena que sea autóctono, como el Lince Ibérico. Luego nos flipamos con un gato persa, o un perro de la china mandarina. Al ser de aquí lo único que vemos es su capacidad atlética para perseguir liebres. No es extraño verlos en las carreteras abandonados, o en las perreras esperando una muerte segura. Ni siquiera en las protectoras tiene buen futuro, pues nadie les quiere (maldito país de ignorantes) para vivir en un piso. Por simple falta de información sobre esta raza, se nos inculca que es una raza para cazar, única y exclusivamente y que no vale para la vida domestica.

Fuera de nuestras fronteras si les quieren, si que aprecian su nobleza (se enamoran perdidamente de sus amos), su temperamento suave, relajado y en definitiva muy adaptable para vivir en compañía con humanos. Es una raza que se hace querer, pero que no es querida. Menos mal que últimamente se esta disparando su exportación al extranjero y se esta salvando esta raza, que tiene todo el derecho del mundo a vivir dignamente y no a ser usada y tirada.



Por eso me emociono cada vez que veo pasear a alguien con un galgo, dándole una vida digna, un cariño especial, un hogar donde vivir y una compañía que necesitan como cualquier otro perro.

No hay comentarios: